Se ha identificado una práctica inadecuada, que realizan en los inyectores ISX, en talleres no autorizados. La válvula check va dentro del inyector y es reemplazada por válvulas no genuinas, es una práctica no recomendada ni avalada por fábrica.

Siempre se ha recomendado el cambio de la pieza y no su reparación.

La función que cumple el inyector es enviar (inyectar) la cantidad de combustible exacta al motor.

Si no es correcta, puede ocasionar a corto o largo plazo daños permanentes en el motor: sobrecalentamientos, consumo excesivo de combustible, desgastes prematuros, perforación de pistones, daños en culatas.

El costo de reparación de un daño como estos, podría como mínimo triplicar el valor del cambio de los inyectores de un motor.

¡Evite daños en su equipo y opte por una práctica recomendada por Cummins!

Déjanos tu comentario