garantía de motor o partes genuinas Cummins

Cuando adquiere una Parte Genuina o motor Cummins recibe el respaldo de fábrica el cual se activa y está vigente a partir de la fecha de facturación. Conozca cómo funciona su garantía:

  • Los motores nuevos, así como las Partes Genuinas nuevas adquiridas por el cliente, tienen garantía por un tiempo o kilometraje determinado. Lo primero que ocurra.
  • Cuando se adquiere un vehículo nuevo con motor Cummins o una Parte Genuina por una red de distribución autorizada, recibe el respaldo que la fábrica da a través de los  distribuidores autorizados.
  • Con el hecho de comprar una Parte Genuina, no solo está reparando su equipo, sino que su vez realiza una inversión para su negocio, por eso es importante adquirir sus Partes Genuinas Cummins solo a través de distribuidores autorizados.
  • Para hacer válida su garantía debe: Usar y mantener los productos Cummins como se recomienda en el Manual de Operación y Mantenimiento. Se refiere a mantenimientos preventivos periódicamente, uso de aceites y combustibles de buena calidad, así como elementos de filtración que cumplan con las especificaciones del fabricante.

Pérdida de garantía de motor o Parte Genuina:

Teniendo en cuenta las responsabilidades del cliente y del fabricante, y lo que se analiza en una reclamación de garantía para determinar la causa de la falla, estas son algunas de las razones por las cuales puede perder su garantía:

  • Cummins no es responsable por fallas o daños que sean ocasionados por abuso o negligencia, incluyendo: Operación sin refrigerantes o lubricantes adecuados; sobredosificación de combustible; sobrevelocidad del motor; falta de mantenimiento de los sistemas de lubricación, enfriamiento o admisión; prácticas inapropiadas de almacenaje, mantenimiento, arranque, calentamiento, asentamiento o de paro; y modificaciones no autorizadas del Motor.
  • Cummins tampoco es responsable por fallas causadas por aceite o combustible incorrectos, o por agua, fluido de escape diésel, reactivo catalizador, suciedad u otros contaminantes en el combustible o aceite, fluido de escape diésel, reactivo catalizador o en el sistema de aire de admisión.

¡Proteja su inversión!

Compartir en redes sociales

Déjanos tu comentario